Saltar al contenido

JAULAS PARA JERBOS: PRECIO Y CALIDAD

mayo 1, 2020

La variedad de animales de compañía que pueden encontrarse actualmente en los hogares está en constante aumento, incluyendo especies exóticas y muy poco comunes que se adaptan a todos los gustos. Los jerbos son una de esas especies con cada vez más aficionados, tratándose de roedores familiares del hámster. Los jerbos no son una mascota tan popular como los perros o los gatos, pero es cierto que cada vez más gente se apunta a tener uno de estos animales en casa. Como toda mascota, requieren unas atenciones especiales entre las cuales resalta la necesidad de proporcionarles un hábitat que se adecue a ellos. Es por ellos que encontrar unas jaulas para jerbos adecuada será nuestro objetivo.

Jaulas para jerbos

Jaulas para roedores y animales similares como conejos existen de todos colores y para todos los gusto, sin embargo es fundamental que, además de su atractivo estético, cumplan con ciertos requerimientos que garanticen la comodidad y el bienestar del animal. Cuando adoptamos un jerbo, debemos esforzarnos al máximo por darle un lugar lo más parecido posible a su hábitat natural, en el que se cumplan normas básicas de higiene y donde el animal deberá encontrar siempre comida y agua.

Aspectos a considerar 

En el mercado encontraremos diversos estilos de jaulas para jerbos, las hay básicas con barrotes, de plástico, tipo acuario o estilo terrario. Es común encontrar además ruedas giratorias y juguetes con lo que el animal pueda divertirse, e incluso trozos de madera que pueda roer cómodamente.

En primer lugar, antes de profundizar en los detalles de cada una, un aspecto clave a tener en cuenta son las dimensiones que tendrá el hábitat, recomendado como mínimo con 50cm de ancho x50cm de alto. Al ser animales muy enérgicos, necesitan espacio suficiente para moverse libremente sin causarles una situación estresante. Este tamaño de jaula es también válido cuando se trata de dos jerbos. No obstante, si tienes espacio para una jaula mayor siempre será lo más recomendable. Además, de ser posible la adición de un segundo piso será un gran beneficio para el jerbo, así tendrá más espacio por donde corretear y jugar con amplitud. Siendo animales muy movidos y traviesos es necesario que su hábitat cuente con un piso sólido, sin rejas para evitar heridas en patas y cola.

Tipos de jaulas para jerbos

Jaulas de metal

Las jaulas de alambre o metal son seguramente las más comunes que verás, son las clásicas de siempre, con barrotes y casi todas vienen con un piso plástico que se separa para facilitar la limpieza y evita que el aserrín caiga fuera de la jaula; algunas cuentan con dos o tres niveles que amplían mucho las posibilidades de ejercicio sin ocupar más espacio sobre la mesa. De preferir una jaula de metal, se deberá escoger una cuyos barrotes tengan una separación de poco más de un centímetro para evitar, de esta manera, que las patas del animal queden atascadas ocasionándole algún daño, no deben estar tampoco muy separados entre sí, ten en cuenta que si la cabeza del jerbo cabe a través de los barrotes, el resto del cuerpo también lo hará.

Jaulas de plástico

Las jaulas enteramente fabricadas en plástico son más actuales y tienen diseños más atractivos e innovadores, tienen una bandeja desmontable profunda como base y toda la parte superior es de acrílico transparente; son más livianas, económicas y los niños pueden colaborar con su limpieza. Es importante controlar periódicamente que los jerbos no hagan perforaciones por donde puedan escapar con sus fuertes dientes, así como también estar atentos de la ventilación, la cual tiende a resultar insuficiente en algunos casos, por lo que la jaula tendrá que ser abierta con frecuencia a fin de garantizarle buena circulación de aire al jerbo, comúnmente ocurre lo mismo con los acuarios.

Jaulas acuario

La jaulas tipo acuario, muy similares a los terrarios son recintos fáciles de limpiar y desinfectar, cuya higiene debe ser adecuada debido a la mala ventilación. En ellas puedes poner una capa profunda de lecho para que los roedores puedan escarbar sin que caiga nada al suelo pero no tienen espacio suficiente para agregar muchos juguetes o distintos niveles. El techo debe ser de alambre o de malla fuerte para evitar escapes.

Accesorios de las jaulas para jerbos

Aparte de que tu mascota disponga de una jaula espaciosa para poder corretear, saltar y jugar, es igualmente indispensable que tenga a su alcance distintos accesorios. Algunos de los imprescindibles serán los comederos y bebederos, aunque también sería conveniente que la jaula cuente con escaleras para salvar las diferentes alturas (en el caso de que haya varios niveles), una o varias ruedas, un refugio, toboganes, etc. Los accesorios están pensados no solamente para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación y bebida, sino también para dar respuesta a sus necesidades físicas y de juego.

En función de la amplitud de la jaula, sería recomendable que esta contase con distintas áreas delimitadas, de manera que existiese una zona para cada objetivo; el área para comer y beber, otra para hacer sus necesidades, otra para descansar. Con respecto a lo último a estos pequeños roedores les encantan las casitas donde refugiarse; sin necesidad de grandes diseños, es suficiente con incluís una que tenga un tamaño adecuado y resulte acogedora para tu mascota, proporcionándole una entrada adecuada a sus dimensiones.

Cabe destacar que también deberás agregar un material adecuado dentro de la jaula para que el jerbo pueda sentirse cómodo. Este mismo deberá tener propiedades adsorbentes y ser totalmente compatible con la salud del animal. Siendo así, podrás agregar aserrín grueso o virutas de madera creando una capa entre 5 y 8 centímetros de profundidad, de manera que el jerbo lo pueda arreglar de acuerdo a su conveniencia y necesidades.

Higiene de las jaulas para jerbos

Según expertos, resulta apropiado limpiar el lecho de la jaula cada 2 o 3 semanas retirando todo el material sucio que pueda existir dentro de la misma. Hay que hacer notar que existen soluciones desinfectantes que podrías utilizar para limpiar no solo la jaula como tal, sino los accesorios que se incluyen con la misma. Una vez que hayas realizado dicha tarea, será momento de agregar material nuevo y, posteriormente, introducir al jerbo para que vuelva a adaptar su lecho.

Debido a que cada cierto tiempo será necesario limpiar la jaula de tu jerbo, es recomendable elegir una que sea sencilla de montar y desmontar. Los alrededores de la jaula también suelen ensuciarse bastante, por lo que escoger una zona adecuada para colocarla será fundamental.

Es de vital importancia que la jaula sea un lugar limpio y confortable, de modo que el pequeño roedor se sienta en un verdadero hogar. Lo que contribuirá, sin lugar a dudas, a su bienestar y felicidad.